El hospedar un participante extranjero en su hogar es una excelente manera de conocer una nueva cultura sin la necesidad de salir del país. Abrir las puertas a una experiencia intercultural no solo ayuda a saber más del resto del mundo, sino que ayuda a toda la familia a entender cómo se desenvuelve este mundo más allá de nuestras fronteras, aprendiendo a su vez los rasgos culturales del participante y volviendo la familia actual un poco más grande y diversa.

Los participantes que arriban a Bolivia son de los siguientes programas:
  • Programa escolar anual
  • Programa escolar semestral
  • Programa universitario anual
  • Programa de servicio comunitario anual
  • Programa de servicio comunitario semestral
Razones por las cuales Hospedar con AFS
  • Enriquezca la vida de su familia al compartir con una persona joven de otra cultura y de otro país. Expanda los horizontes y amplie su conocimiento acerca del mundo en el que vivimos.
  • Familiarice a sus propios hijos con nuevas culturas y costumbres, enséñeles como aceptar a otros con sus diferencias y virtudes, enséñeles desde joven como es vivir en un mundo globalizado pero justo y pacífico.
  • Inspire a sus hijos a volar más alto y soñar más lejos, abra una puerta al mundo para ellos de una forma segura e intercultural.
  • Involúcrese más en su comunidad al tomar parte en actividades de AFS, conviértase en un Agente de Cambio.
  • Experimente su propia cultura a través de nuevos ojos y conviértase en un verdadero embajador de la cultura boliviana en contra de prejuicios y estereotipos.
  • Ayude a una persona joven a convertirse en un adulto con mayor confianza y más conocimiento acerca del mundo en el que vivimos.
  • Únase a miles de personas que creen en la misión de AFS de construir un mundo más justo y pacífico.
¿Qué se necesita para ser Familia Anfitriona?
  • Aceptar al participante como un miembro más de la familia.
  • Proveer la alimentación diaria.
  • Proveer la comodidad necesaria para dormir (no se requiere de dormitorio propio).